Perder trabajo por coronavirus

3 engaños que acabarán con tu trabajo

+ 1 que no.

¿Para qué hacer un ERTE pudiendo despedirte? 

Eso se han preguntado los miles de empresarios que están utilizando la crisis sanitaria del coronavirus para deshacerse de sus trabajadores.

Sí, podrían hacer un ERTE, salvando su empresa y tú conservarías tu empleo… pero no. Es más fácil aprovecharse de tu desconocimiento jurídico y tu buena fe, empleando trucos baratos.

Pero lo triste es que están funcionando. En este artículo aprenderás cómo te quieren engañar, si es que no lo han hecho ya.

➤ “Dimite y te contrato cuando la cosa vaya mejor”

Ésta es la clásica artimaña que utilizan las empresas, para aprovecharse de tu credulidad.

Consiste en pedirte que te des de baja por “unos días” porque la empresa no puede permitirse abonar tu salario. Eso sí, te prometen que luego te volverán a contratar, cuando “la cosa vaya mejor”.

Si es tu caso, no solo has perdido tu derecho a cobrar tu prestación por desempleo, pues a ojos del SEPE eres tú quien ha decidido irse voluntariamente. Sino que sólo puedes esperar a que el empresario cumpla su palabra y te devuelva el trabajo.

La realidad es que en la mayoría de ocasiones no recuperas el trabajo. Y ganar una demanda en estas condiciones, se convierte en una misión casi imposible.

¡¡Que no te engañen!! 

Vale que la empresa deba cerrar a causa de la situación de emergencia ocasionada por el COVID-19… pero para eso existe el ERTE. Es decir, deben suspenderte el contrato, enviarte al paro y cuando todo vuelva a la normalidad recuperas tu trabajo. (artículo 45 del Estatuto de los Trabajadores).

➤ “Se acabó tu contrato temporal”

Si tienes un contrato temporal, no debería verse afectado por el cierre de tu empresa. Sí, sé que puede sonar raro, pero te lo explico:

Si cuando reabra la empresa, tu trabajo debe seguirlo haciendo alguien, tu contrato no se debe terminar a causa de un cierre temporal, simplemente debería posponerse su realización hasta que la empresa vuelva a estar en marcha

Dicho de otra manera: Deberían haberte hecho un ERTE, pero, pese a su escaso coste, siempre les sale más rentable intentar timarte. (artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores)

➤ “Te despido, porque vamos a cerrar unos días”

La empresa utiliza un despido objetivo para deshacerse de ti, alegando que durante la crisis del coronavirus no puede abrir. (artículos 51 a 53 del Estatuto de los Trabajadores). 

Y quizá pueda parecerle lógico a alguien. Pero esto no puede ser más ilegal

Si es tu caso, te recomendamos echarle un vistazo al siguiente artículo, donde te lo explicamos todo:

➤ “Te cambio el turno”

He aquí el único método legal, que pocas empresas utilizan. 

Tenías planificado trabajar estos días en tu calendario laboral. Pero la empresa te comunica que lo modifica. El resultado es que no trabajarás los días que tenías programados, sino más adelante.

Esto es lo que se llama “distribución irregular de la jornada”.

¿En qué consiste exactamente?

El artículo 34.2 del Estatuto de los Trabajadores, permite al empresario modificarte la jornada que te había asignado, siempre que:

  • Te avise con 5 días de antelación y;
  • Esta modificación no supere más del 10% la jornada que haces en el año.

Es decir, que pierdes tu empleo por unos días, ya que no trabajas, pero lo recuperarás más adelante. Pues tu contrato sigue “vivo”.

ATENCIÓN: si no te avisan con al menos 5 días, el ILEGAL modificar tu calendario laboral (art. 34.2 ET).

Ahora bien, algunos convenios colectivos o pactos de empresa tienen configurada de otra forma la jornada irregular; otros incluso la tienen prohibida. Pero en caso contrario, se aplica tal y como acabamos de explicar.

Si tu caso es alguno de los 3 primeros, has sido víctima de una ilegalidad.

Y recuerda, que no te engañen. El perjuicio a las empresas por el coronavirus, no está reñido con respetar tus derechos laborales. Por eso, estamos aquí para ayudarte: