Se amplía tu TRAMPA

¿NUEVA conciliación familiar y laboral?

Se amplía tu DERECHO TRAMPA

¿Has escuchado esto?

“Cuando vuelvas al trabajo, podrás quedarte en casa durante unos meses para cuidar a tus hijos. Así evitas exponerte a riesgos de salud innecesarios”.

Y también habrás oído que este derecho ha sido ampliado por el Gobierno, por 2 meses más.

PUES TE VOLVIERON A MENTIR.

Lee hasta el final, porque ahora te contaremos TODA LA VERDAD.

➤ La ley VS el mundo real

Es cierto que se amplía tu derecho a reducir tu jornada hasta el 100%, por dos meses (artículo 15 del Real Decreto Ley 15/2020). La idea es maravillosa, pero veamos lo que sucede en el mundo real:

1. Olvídate de conciliar si no tienes dinero.

Dejar de ir a trabajar para poder cuidar de tus hijos durante esta crisis sanitaria, es posible. Pero sólo si puedes permitirte dejar de meter tu salario en casa, durante el tiempo de tu reducción al 100%.

Es decir, que si no tienes unos ahorros u otra fuente de ingresos, despídete conciliar tu vida familiar y laboral.

Porque si debes elegir entre cuidar a tus hijos y darles de comer… este derecho de nada te vale. ¿Cierto?

2. Sólo concilias… si la empresa te deja.

A muchos trabajadores ya les está pasando y a ti también puede sucederte.

Por más derecho que tengas, y más injusto que sea, la empresa puede negarte la reducción de jornada, con o sin razón.

Entonces, ¿qué puedes hacer?

Fácil, tienes 2 opciones:

1. Te quedas de brazos cruzados y te olvidas de cuidar a tus hijos, pese a su necesidad de atención total en estos tiempos.

2. Demandas a tu empresa y rezas para que el juicio salga antes de 4 o 5 meses. Aunque, quizá ya no tenga mucho sentido este permiso para cuando te lo conceda un juez, ¿verdad?

Salvo que reclames a tu empresa una indemnización por daños y perjuicios. Pero eso ya es otro tema que te explicaremos algún día.

Claro que siempre está la opción de dejar de ir a trabajar para cuidar a tus hijos, aunque la empresa no te haya concedido la reducción al

100% de tu jornada.

Y así no sólo conseguirás poder cuidar de tus hijos, sino que podrás pasar todo el tiempo que quieras con ellos. Porque pueden sancionarte con empleo y sueldo; o incluso despedirte sin derecho a indemnización ni a paro, por faltas de asistencia injustificadas (artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores).

Entonces, si en la práctica, el ejercicio de tu derecho a atender a tus hijos queda plenamente en manos de la empresa: ¿qué clase de derecho te han ampliado?

El derecho de tu empresa a seguir haciendo lo que le parezca con tus derechos.

3. Conciliar es para los aventureros.

Déjame hacerte una pregunta. Si reduces tu jornada al 100% para cuidar a tu hijo: 

• ¿Verás reducidas tus pagas extraordinarias, una vez te reincorpores, por no trabajar durante ese tiempo?

• ¿Y tus vacaciones?

Seguramente no conozcas la respuesta. Y es normal… Porque nadie lo sabe con certeza.

El Gobierno, una vez más, deja las leyes a medio hacer, para que seas tú quien demande y descubras tu derecho a través de la opinión de un juez.

A esto se le llama “inseguridad jurídica” y está prohibida por la Constitución. Pero ¿A quién le importa?

La Constitución garantiza […] la seguridad jurídica […]. (artículo 9.3 de la Constitución)

➤ Ahora que sabes toda la verdad…

…suscríbete a nuestra newsletter, para evitar que te vuelvan a engañar: