Vacaciones obligatorias coronavirus

Tu jefe te ha engañado… si te obligó a coger vacaciones durante el coronavirus.

Te lo explicamos todo.

Si tu jefe te ha obligado a cogerte vacaciones mientras la empresa está cerrada a causa del coronavirus, siento decirte que has sido víctima de un engaño sin saberlo. Y todo para que tu empresa pueda ahorrarse unos euros, a costa de robarte el derecho a disfrutar de tu merecido descanso con tu familia o amigos. 

Te lo demostraré.

➤ Te han engañado de dos formas diferentes y tú sin saberlo.

Veamos 2 cosas que dice el Estatuto de los Trabajadores sobre tus vacaciones en su artículo 38:

“El periodo o periodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador”. […] En caso de desacuerdo entre las partes, la jurisdicción social fijará la fecha

Como has comprobado, la ley dice que tu jefe no puede imponerte la fecha en que disfrutarás las vacaciones, de ningún modo. 

En todo caso, debes acordar con el empresario cuándo dejarás de ir a trabajar, para parar de ayudarle a cumplir su sueño, y empezar a cumplir el tuyo durante unos días de descanso vacacional. 

Y sí no hay acuerdo, deberá decidir un juez cuándo te toca descansar.

“El trabajador conocerá las fechas que le correspondan 2 meses antes, al menos, del comienzo del disfrute”.

Como puede ver, no sólo no te pueden obligar a coger vacaciones de un día para otro, sino que tienes derecho a conocer cuándo las disfrutarás al menos 2 meses antes de comenzar tu descanso, para poder hacer planes y organizar tu vida. 

Si no se ha cumplido este requisito, han vuelto a aprovecharse de tu desconocimiento.

➤ Y si el empresario me ha obligado a irme de vacaciones ¿qué sucede?

Porque ello quiere decir:

  • Que no estás gastado ni un solo día de vacaciones, pese a no tener que trabajar.

  • Que tienes derecho a tener un nuevo periodo de vacaciones en los meses que sueles disfrutarlas.

  • Que este tiempo que te han obligado a cogerte vacaciones no tienes que recuperarlo y te lo deben pagar, como si hubieras trabajado.

Todo ello gracias al magnífico artículo 30 del Estatuto de los Trabajadores, del que seguro ningún abogado o sindicato se ha molestado en hablarte hasta ahora.

En resumen, si la empresa ha sido tan estúpida de obligarte a coger vacaciones, aprovechándose de tu desconocimiento, tienes 2 opciones:


    1. Puedes decidir si quieres dejar que te roben esos momentos de ocio que tenías pensados pasar en verano con tus seres queridos, viajar o hacer lo que te venga en gana.                                                                  
    2. Puedes hacer valer tu derecho a disfrutar del descanso merecido, tal y como te permite la ley.

Si necesitas ayuda para recuperar tus vacaciones, habla con tu abogado laboralista antes de que sea tarde. Y si aún no tienes a tu propio abogado laboralista, haz como cientos de trabajadores y consíguelo ya.

Podrás consultarle sin esperas, 24 horas y desde la comodidad de tu casa mediante videollamada, llamada telefónica, email o WhatsApp. Tu eliges.